Aprende a gestionar mejor tus finanzas

línea de crédito
Diciembre 30, 2016 Deuda

¿Cómo funciona una línea de crédito?

La línea de crédito es un producto asociado a la cuenta corriente, la cual permite al cliente, acceder a un monto de dinero previamente acordado, en caso de no tener el dinero suficiente para pagar sus compromisos habituales.

 

¿Cuándo usar la línea de crédito?

La línea de crédito debe ser usada solo en casos extremos cuando necesitamos liquidez urgente, y por periodos cortos de tiempo, esto debido a los altos costos asociados a su uso.

 

¿Cuánto cuesta usar la línea de crédito?

Generalmente las tasas de interés asociadas a la utilización de la línea de crédito se acercan a la Tasa Máxima Convencional (TMC).

 

En el caso de una línea de crédito con un monto aprobado de menos de $1.300.000 (menos de 50 UF), la tasa de interés estará cercana a 36,72% al año, esto convierte a la línea de crédito en una de las alternativas de financiamiento más costosas en Chile.

 

En consecuencia, si un cliente utiliza habitualmente la línea de crédito, generará día a día intereses elevados que se van acumulando, razón por la cual, cuando se llega a esta situación se sugiere generalmente evaluar la posibilidad de tomar un crédito de consumo, el que debería obtenerse a una mejor tasa, y por lo tanto permitirá disminuir el costo de financiamiento.

 

A modo de ejemplo, si una persona utiliza todos los meses la línea de crédito por $1.000.000, generará intereses mensuales que podrían estar alrededor $25.000. En caso de mantener esta situación a lo largo de todo el año de forma recurrente, acumularía intereses pagados en doce meses por más de $300.000. Por el contrario, con un crédito de consumo por el mismo monto pagado en 12 cuotas, los intereses serían de poco más de $100.000.

 

¿Cobros Adicionales?

Adicionalmente al cobro de los intereses, existen un par de cobros adicionales asociados a la línea de crédito:

 

    El Impuesto de Timbres y Estampillas, que debe ser pagada cada vez que se hace uso de la línea de crédito y corresponde al 0,125% del monto utilizado. Este impuesto es recolectado directamente por el Banco quien se encarga de pagarlo a la Tesorería General de la Republica.

 

    El Seguro de Desgravamen que debe ser pagado independientemente de si la línea es utilizada o no. Este seguro se paga como una anualidad y generalmente tiene un costo que oscila entre el 0,1% y el 0,5% del monto aprobado en la línea de crédito.

 

Recomendaciones Finales

Evita usar frecuentemente la línea de crédito, y sólo úsala en casos de emergencia, ya que es uno de los mecanismos de financiamiento más caros.

 

Por otra parte, para evitar su uso excesivo, no aceptes aumentar el cupo de tu línea de crédito cuando te lo ofrezcan y evalúa bien cuál debería ser un monto adecuado para cubrir emergencias.

 

Si es necesario, llama a tu ejecutivo (a) para que reduzca el cupo de tu línea de crédito.

 

contacto@ruvix.com