Aprende a gestionar mejor tus finanzas

consolidacion de deudas
Enero 09, 2015 Deuda

La consolidación de deudas

“La libertad de no tener deudas ha sido siempre tan llamativa para mi que he estado dispuesto a dejar tantas cosas con tal de conseguirlas”

Si por cualquier motivo ya no puede cumplir con el 100% de sus compromisos y siente que se ahoga financieramente, recuerde que la consolidación de deudas en una sola, puede ser una opción que le permita dar un respiro.

¿De qué se trata?

Habitualmente, el endeudamiento y el sobre endeudamiento es una situación que se adquiere de forma paulatina. Por ejemplo, cualquier persona adquiere un crédito para comprarse un bien de gran valor y cuando los ingresos no acompañan, o las necesidades de liquidez son mayores por imprevistos o un exceso de gastos, se suman nuevas deudas, generalmente con tasas de interés que son desfavorables (línea de crédito, tarjetas de créditos o casas comerciales) lo que provoca una escalada de compromisos financieros y gastos en intereses del cual es difícil de salir.

A raíz de esto llega un minuto en que no se pueden pagar la totalidad de los compromisos que se encuentran a diferentes plazos, tasas y cuotas, momento en el que se debería pensar en unificar la totalidad de sus deudas en un solo crédito con una sola cuota y en una sola institución financiera. A esto generalmente se le llama “compra de cartera” o “consolidación de deudas”, con el resultado final de reducir el monto de la cuota mensual.

Para lograr la cuota más baja es necesario ampliar el plazo de pago, de por ejemplo 24 cuotas a 36 y con la ventaja que al momento de pre pagar todas las deudas en una sola, se puede conseguir una disminución en las tasas de interés (de las más altas), lo que también podría incidir en una reducción del gasto financiero total.

Esta operación es imprescindible realizarla a tiempo, pues el impago contempla una gran cantidad de efectos colaterales negativos, si no se corrige a tiempo, derivando en una situación de exclusión financiera muy potente que minimiza las posibilidades de sanear las finanzas y seguir adelante.

En este caso, llegar a los registros de DICOM, lamentablemente desde el punto de vista financiero, puede ocasionar muchas dificultades para seguir con capacidad de financiamiento a tasas de interés razonable.

Los Bancos lo promueven

Ante una situación de morosidad en ascenso, las entidades financieras han optado por facilitar el acceso a la consolidación de las deudas que, si bien no es la panacea para los problemas de falta de liquidez, sí supone un alivio en el corto plazo que permite contar con la solvencia necesaria para incrementar la capacidad de ahorro y mantener intacto el historial de crédito.

Es muy importante llevar un correcto control de ingresos y gastos, reducir aquellos ítems superfluos o no necesarios, analizar su situación profesional presente y futura y, en caso de percibir que no va a poder seguir haciendo frente a sus obligaciones, acudir a su entidad financiera antes que se produzca el impago, para que evalúe junto con esta la posibilidad de realizar una consolidación de sus deudas vigentes.

contacto@ruvix.com