Aprende a gestionar mejor tus finanzas

financiar un viaje
Enero 25, 2016 Planificación

¿Cómo financiar un viaje?

Viajar, comprar un auto y comprar una propiedad son los objetivos que generalmente están en la mente de nuestros clientes que han contratado el Plan Crecimiento. Después de salir de la universidad e insertarse en el mundo laboral, estas 3 metas son gastos o desembolsos de gran magnitud que difícilmente pueden costearse totalmente con ahorros, por lo tanto, se hace muy importante encontrar la forma de financiamiento más eficiente para alcanzarlas.

 

En este artículo analizaremos algunas estrategias para financiar un viaje.

 

De acuerdo a estadísticas de la junta nacional de aeronáutica, el 75% de los viajes internacionales se realizan a Sudamérica (principalmente Argentina, Perú y Brasil), mientras que 19% a Norteamérica, 7% a Europa y 4% al resto del mundo.

 

tabla2

En este contexto y a modo de ejemplo, analizaremos el financiamiento de 3 tipos de viaje. 1) Fin de semana largo en Lima, 2) Una semana a Brasil y 3) Una semana a Nueva York. Asumimos la compra de pasajes en enero y el viaje en temporada baja, específicamente en el mes de mayo.

 

Suspiro Limeño:

 

Tomando en consideración un viaje de jueves a domingo, incluyendo hotel, con buenos horarios de salida, partiendo temprano el jueves y llegando tarde el domingo, el costo para 2 personas se encuentra en torno a los US$1.000 ($730.000). Analizando diferentes paquetes de viaje y ofertas, nos podemos encontrar con diferencias en torno al 15% entre un paquete completo ofrecido por una agencia de viajes versus la compra directa de los pasajes y el hotel. Adicionalmente al ahorro que se puede lograr al planificar y crear el viaje de manera directa, se obtiene mayor flexibilidad en los horarios de los vuelos, los hoteles en los cuales hospedarse y ventajas con respecto al financiamiento.

 

Cuando se planifica un viaje con anticipación, es posible encontrar mejores precios para los pasajes, además existe la posibilidad de comprar con tarjeta de crédito en tres cuotas sin intereses. Con respecto al alojamiento, existen varias aplicaciones que nos permiten realizar búsqueda de hoteles. Particularmente nos gusta mucho Booking (www.booking.com), en donde es posible reservar con anticipación y en el momento de llegar al hotel, se paga, generalmente también con tarjeta de crédito, lo cual dependiendo de la fecha de facturación de la tarjeta, podría ser inclusive al mes siguiente. Adicionalmente, algunos de los hoteles que se pueden alquilar a través de este sitio pueden ser cancelados hasta 24 horas antes de la fecha del viaje sin ningún costo adicional.

 

Por lo tanto, tomando en consideración un viaje de $730.000, prácticamente la mitad de este costo se paga en tres cuotas de $122.000 que corresponde a la compra del pasaje. El hotel se puede pagar con tarjeta de crédito, gasto que se facturaría al mes siguiente del viaje efectuado. Algunos bancos ofrecen la posibilidad de pagar en pesos y en cuotas con un bajo costo financiero (intereses) en 3 meses. Sin embargo, para este viaje y análisis, consideremos un solo pago en Junio. Para los gastos diarios estimamos $100.000 por día, por un total de cuatro días.

 

Por lo tanto, el plan de pagos para un viaje a Lima podría ser el siguiente:

tabla2

En conclusión, un viaje por 4 días a Lima, para 2 personas, en un hotel de 4 estrellas a lo menos, con desayuno, traslados y gastos para el viaje por $400.000, tiene un costo total por $1.130.000 o de $565.000 para c/u.

 

Si se compran los pasajes en enero, se podría destinar un ahorro mensual de $226.000 para financiar el viaje completo, con pagos desde febrero a junio, sin tener que desembolsar ningún interés y en cómodos 5 pagos.

 

Sol, arena y playa “low cost”:

 

Brasil es un destino siempre atractivo, pero más aún, cuando el alza del dólar nos ha golpeado tan fuertemente para viajar al extranjero. Como en Brasil el dólar ha subido mucho más en términos relativos respecto a Chile, una gran cantidad de gastos propios del viaje como hotelería, comida y recuerdos, son atractivos en estos momentos para los chilenos.

 

Nuevamente, considerando a mayo el mes para viajar, pasajes para dos personas a Salvador de Bahía tienen un valor de $570.000 incluyendo tasas de embarque y buenos horarios para aprovechar al máximo la semana. La oferta de hoteles es enorme, en donde se podrían encontrar varias alternativas con desayuno incluido, por menos de $400.000 los 8 días y 7 noches.

 

A esto debemos agregar los gastos en alimentación, tours y recuerdos, que asumimos como una media de gastos diarios de US$100 o $73.000. Por lo tanto, el gasto total por los 8 días sería de $584.000. Si recuerdan el presupuesto estimado para Lima era de $1.130.000 por 4 días, mientras que para 8 días en Salvador de Bahía tiene un costo total de $1.554.000.

 

Realizando el mismo ejercicio que para Lima, aprovechando el uso de las tarjetas de crédito, a continuación presentamos una tabla que planifica los pagos.


Si se compran los pasajes en enero, se podría destinar un ahorro mensual de $310.800 para financiar el viaje completo desde febrero a junio, sin tener que pagar ningún interés y en cómodos 5 pagos.

 

Nueva York es posible!

 

“La Gran Manzana” siempre ha sido un destino de alto costo respecto a otras alternativas de viajes, por el mayor valor de los pasajes y especialmente por la hotelería, más aún, ahora que el dólar se encuentra por las nubes.

 

Respecto al costo de los pasajes, saliendo un viernes por la noche, con una escala breve en Lima, llegando temprano el sábado por la mañana y volviendo al sábado siguiente en vuelo directo, el valor para dos personas se sitúa en $1.225.000 incluyendo tasas de embarque.

 

Respecto a la hotelería, en este caso pueden existir un sin número de alternativas. Mientras en Booking existe una amplia gama de buenos hoteles, modernos y bien ubicados entre US$1.500 y US$2.000 ($1.095.000 a $1.460.000) para dos personas, sin desayuno y por 7 noches, existen otras alternativas más económicas.

 

En busca del ahorro para encontrar alojamiento, se ha popularizado en los últimos años la aplicación de Airbnb, en que propietarios de todo el mundo, ponen a disposición de los turistas espacios de alojamiento (piezas completamente equipadas), basado en la confianza y a un precio mucho menor que la hotelería tradicional. A modo de ejemplo, hemos visto habitaciones para Nueva York en Manhattan bajo o Brooklyn, a precios por noche para dos personas por aproximadamente US$100, es decir, para la semana en cuestión, se podría conseguir alojamiento por US$700 o $511.000. Si estamos entregando sugerencias para nuestros clientes más jóvenes, con ganas de conocer gente y ahorrar costos, Airbnb puede ser una excelente opción.

 

Por último, Nueva York es una ciudad cara, con muchas cosas por hacer y varias tentaciones en las tiendas que aumentan el presupuesto diario a un rango entre US$150 a US$200. En consecuencia, el presupuesto para una semana debería rondar los US$1.200 a US$1.600, es decir, entre $876.000 y $1.168.000, que gran parte de esos gastos también podrían ser financiados con tarjeta de crédito, con la gran ventaja, que al tratarse de un viaje de mayor costo, en este caso se podría pagar tanto la hotelería como los gastos de la semana, al llegar a Chile y al pasarlo a pesos con una figura de avance en tres cuotas, con intereses que suelen ser razonables para dar holgura en el pago.

 

Por lo tanto, vamos nuevamente con una estructura de pagos, que permita hacer más amigable el financiamiento de este viaje.

Resumiendo la estructura de pagos y gastos, se necesitaría para una semana en Nueva York, considerando a dos personas, un presupuesto aproximado de $2.800.000, los cuales se podrían pagar mensualmente en un monto cercano a los $347.000 en 8 meses, con un costo financiero mínimo, sólo considerando el refinanciamiento de los gastos de hotelería y pagos con tarjeta, en 3 cuotas en forma de avance, como varios bancos lo están ofreciendo.

 

Con estos prácticos ejemplos, hemos viajado por Lima, Salvador de Bahía y Nueva York, con una simple estructura de financiamiento y con los menores costos posibles, sin descuidar los horarios de los vuelos e incorporando los gastos habituales de cualquier viaje. A continuación un resumen de las sugerencias:

En los próximos boletines, hablaremos de las mejores alternativas para financiar la compra de un auto o tu primera propiedad, poniendo énfasis en consejos prácticos y que sean fáciles de entender.

contacto@ruvix.com