Ruvix en la Prensa

16

Dic - 2015

Cómo mejorar tus finanzas personales el 2016

Miercoles, 16 de Diciembre de 2015

DiarioPyme

Hay dos cosas que todos los fines de año hago: 1) Un balance de cómo estoy terminando el año que termina y 2) Proponerme metas claras y alcanzables para el año que viene. Debo confesar que no siempre logró todo lo que me he propuesto, pero desde que hago este ejercicio, hace aproximadamente cinco años, los resultados han sido muy satisfactorios.

 

Hace algunos días leí sobre un ambicioso plan que se propone como objetivo, alcanzar un patrimonio de un millón de dólares. No me pude resistir leerlo, sin embargo, después de algunas páginas tuve una sensación de decepción al contemplar que el plan estaba diseñado para lograrlo en 28 años. Sin embargo, acá viene lo importante, si no tienes metas y no te propones objetivos en la vida, probablemente nunca consigas juntar ni siquiera un 10% de un millón de dólares. Por lo tanto, esperando el golpe de suerte puede que nunca llegue y es mucho mejor conseguir este objetivo en 28 años que nunca.

 

Una parte importante de la asesoría que les damos a nuestros clientes en www.ruvix.com, se encuentra atada al logro de metas. Muchos de los objetivos que nos detallan nuestros clientes están relacionados a la disminución de deuda, financiamiento de gastos (ahorro) e inversión de recursos. Sin embargo, pocos se preocupan de aumentar su patrimonio, que es básicamente la resta entre activos o bienes que tengo, menos las deudas o compromisos adquiridos. Si en el ámbito personal generalmente deseamos salud, amor y dinero para el año que se avecina, el objetivo último debería ser la felicidad. Mientras que en el ámbito de las finanzas personales cualquier objetivo que uno se proponga debería estar orientado a incrementar su patrimonio.

 

Ahora, lo difícil es determinar cuánto debería ser un objetivo razonable para el próximo año. En general deberíamos plantearnos el objetivo de incrementar entre un 10% y 20% nuestro patrimonio. Para lograr este objetivo existen varias alternativas. Primero que todo, confeccionar un presupuesto e intentar disminuir los gastos innecesarios para alcanzar un cierto nivel de ahorro. Luego, es importante evaluar nuevas fuentes de ingreso, quizás pensar en un emprendimiento pequeño que genere ingresos extra. Adicionalmente, es importante re evaluar los compromisos y deudas adquiridas, que podría generar ahorros por la vía de menores gastos financieros (intereses). Otros aspectos que también son importantes de evaluar, es si existen ahorros disponibles y ver mejores alternativas de inversión, como también realizar optimizaciones en el ámbito tributario y previsional.

 

En resumen, pensando en el año que viene, establece metas claras y alcanzables para tus finanzas, escríbelas en un lugar de fácil acceso y planifica las acciones necesarias para conseguir esos objetivos. A veces evitamos realizar este ejercicio, pero es la única forma de tener un futuro financiero más estable, que otorgue tranquilidad y rinda los frutos que esperamos.