Ruvix en la Prensa

02

Feb - 2016

El desplome del petróleo y sus efectos en chile

Martes, 02 de Febrero de 2016

DiarioPyme

El precio del petróleo WTI, que sirve de referencia para el mercado local, ha caído en el inicio del año cerca de un 13%, mientras que en los últimos 12 meses, el desplome ha sido brutal con caídas superiores al 40%. El actual escenario del “oro negro” se debe a la insospechada guerra de producción en el mundo, en donde las grandes potencias como Arabia Saudita, han provocado intencionalmente esta caída en los precios con una abundante oferta, para derribar a otros competidores menos eficientes y de gran crecimiento en los últimos años, como la extracción de shale gas en EEUU.

 

Lamentablemente, el principal efecto de la caída del petróleo a nivel global, es que no ha existido un efecto directo en el bolsillo de los chilenos. La causa de esto es el denominado Mepco (Mecanismo de Estabilización de los Precios de los Combustibles), que intenta eliminar las enormes fluctuaciones del precio internacional del petróleo en los precios de los combustibles en Chile.

 

Como consecuencia de esto, en nuestro país no hemos visto un traspaso en la inflación, a diferencia de lo que ocurre en el resto del mundo, especialmente en los países desarrollados, donde los precios de la energía y de la inflación han caído drásticamente por el desplome en el precio del petróleo.

 

Otro efecto menos visible, o más bien, menos directo y de difícil comprensión, es el gran contagio que ha tenido el desplome del petróleo en las utilidades del sector de energía en EEUU. con una caída enorme en la inversión y en consecuencia, graves secuelas en el precio de las acciones. Por este motivo, las caídas de inicio de año en las bolsas mundiales a causa de la incertidumbre en China, se han exacerbado con el temor respecto a las implicancias que tiene para este importante sector de la economía el desplome del petróleo. El efecto directo en nuestro país lo hemos recibido por la vía de los Fondos de Pensiones, que han tenido caídas relevantes en el mes de enero, especialmente en los fondos de mayor riesgo como el A y B.

 

La mirada a mediano plazo es mucho más alentadora, porque el traspaso a precios y al bolsillo del consumidor igualmente llegará. A nivel mundial esto permitirá un mayor ingreso disponible por parte de los consumidores que podrían aumentar el gasto. Adicionalmente, las empresas verán disminuir sus costos de producción, por lo tanto, esto permitiría un efecto compensatorio que finalmente será positivo para la economía en su conjunto.

 

Más allá de los problemas de corto plazo que está generando la caída del petróleo, es probable que el mercado se estabilice y termine siendo una excelente noticia para los consumidores y empresas, lo que en definitiva, puede ser favorable para la economía global y los mercados en los próximos meses.