Ruvix en la Prensa

23

Nov - 2015

Fed y China: ¿complican estacionalidad positiva del IPSA en diciembre?

Lunes, 23 de Noviembre de 2015
Pulso
 

La volatilidad ante la incertidumbre vivida ha sido la tónica del mercado local e internacional durante 2015, por lo que la respuesta sobre cómo terminará el año no parece tan simple. Hasta el viernes el IPSA de la Bolsa de Comercio de Santiago caía un marginal 0,02%, aunque la historia está a favor del selectivo durante diciembre.

 

El último mes del año destaca por tener un promedio positivo en materia de retornos, en línea con el desempeño de las bolsas mundiales, donde la víspera de la Navidad es uno de los principales drivers para la economía en esa fecha. 

 

De hecho, si se observa lo ocurrido en los últimos diez años en el IPSA, en diciembre la rentabilidad promedio del período es de 0,54%, mientras que en cinco de los diez años el mes anota un resultado positivo.

 

Considerando que buenos resultados en Wall Street implican un contagio en el resto de los mercados, Sergio Tricio, gerente general de Ruvix, asegura que “diciembre es un mes en promedio alcista en los últimos diez años, que es entendible en gran medida por el buen comportamiento que tienen los mercados a nivel global, tomando en consideración los excelentes registros históricos que muestra Wall Street (Dow Jones) en la última parte del año”.

 

De todas formas, el rendimiento del selectivo local es considerablemente menor al del Dow Jones, que por ejemplo en 20 años tiene una rentabilidad promedio de 1,37%, mientras que en 10 años, el 70% de las veces el último mes ha terminado con números azules.

 

Otro factor a considerar, agrega Tricio, es el rendimiento del mercado estadounidense en 50 y 100 años,  el retorno ha sido de  1,56% y 1,46%, respectivamente.

 

Asimismo, en 100 años, el período que finaliza más veces con rentabilidad es diciembre (74% de las veces), mientras que el único con una media negativa es septiembre (-0,83%).

 

¿Cómo terminará el año?

 

El horizonte se ve difuso para los mercados. Las decisiones de la Fed, respecto a subir o no la tasa en Estados Unidos han marcado la pauta, porque a pesar de que la primera señal de un posible cambio la dio en mayor de 2013 el entonces presidente de la entidad, Ben Bernanke, las primeras expectativas de que esto se concretaría apuntaban a septiembre de este año.

 

Hoy un 70% de los analistas consultados por Bloomberg está esperando el incremento para el 16 de diciembre y si hasta octubre la percepción se inclinaba hacia un alza de hasta 0,25pb, ahora el 70% cree que será entre 0,25pb y 0,5pb.

 

Pero ese no es el único factor: la incertidumbre respecto a China también ha sido la tónica, con la devaluación del yuan que tuvo efecto en todos los mercados, así como con la baja en sus tasas de referencia, todo buscando mejorar el crecimiento del país. Pero las dudas respecto a su economía no han sido disipadas y se espera continúen teniendo efecto directo en los países emergentes, por su demanda de commodities.

 

Así, y pese a que el cobre prácticamente no tiene presencia en acciones que se transen en la Bolsa de Comercio, en los últimos diez años el precio del metal presenta una correlación positiva de 0,6% con el desempeño del IPSA.

 

“En el contexto actual y como ha sido la tónica en los últimos años para el IPSA, en un mercado bajista estructural, es difícil que podamos observar un retorno muy atractivo, a pesar del optimismo que suele presentar Wall Street en diciembre, por el denominado Rally Navideño, que es una pauta estacional que se tiende a repetir con frecuencia”, detalla Tricio.

 

Con todo, si se observa el desempeño en dólares de los índices de la región, mientras Argentina y Estados Unidos son los únicos que rentan en el año, el IPSA cae un 15,23%, por sobre la baja de 6,91% del IPC de México y por debajo de la pérdida de 31,25% que anota el Bovespa.